Menos bonos en moneda extranjera, pero deuda externa aumenta

por Paola Visca – América Latina ha reducido sensiblemente la emisión de deuda en bonos internacionales. En 2005, los bonos en moneda extranjera totalizaron casi 34 mil millones de dólares, 20 mil millones de dólares menos que diez años atrás. Pero por otro lado, las cifras presentadas por CEPAL y basadas principalmente en el Fondo Monetario Internacional (FMI), muestran aumentos en los montos de deuda externa bruta en casi todos los países de la región; el promedio para América Latina y el Caribe pasó de unos 650 mil millones de dólares en 1996 a casi 680 mil millones en 2005.

América Latina y el Caribe: Emisiones internacionales de bonos  (en millones de USD)

1996 2001 2002 2003 2004 2005


América
Latina y el Caribe


54.504


38.503


20.208


37.906


36.383


33.859

Argentina


14.110


2.711


100


200


150


Barbados


150


200

Belice


125


100


Bolivia


108

Brasil


13.868


13.101


6.857


19.364


11.603


12.544


Chile


2.349


1.515


1.694


3.200


2.350


1.000


Colombia


2.615


4.329


695


1.545


1.545


1.785

Costa Rica


250


250


490


310

El
Salvador


354


1.252


349


286


375


Granada


100

Guatemala


325


300


380


Jamaica


75


812


300


814


800

México


20.462


11.016


6.505


7.979


13.312


10.578


Panamá


125


1.100


1.030


275


770


400


Perú


26


1.000


1.250


1.305


1.950

R.
Dominicana


500


600

Trinidad y
Tobago


150


100


Uruguay


100


856


400


350


862


Venezuela


625


1.575


2.354


3.050


3.115

 

Fuente: Fondo Monetario Internacional (FMI), Departamento de Estudios, División de Estudios de Mercados Emergentes y Merrill Lynch. Datos hasta septiembre. No se incluyen 784 millones de dólares emitidos en conjunto por la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Aunque en la emisión de bonos se observan oscilaciones en el correr de los últimos 10 años, con algunas disminuciones y aumentos importantes, el descenso refleja, entre otros, el efecto de la crisis de deuda que experimentaron varios países de la región al comenzar la presente década, que puede verse claramente en los casos argentino y uruguayo. Sin embargo, el comportamiento de los países emisores no parece seguir un patrón general, encontrándose distintos movimientos en la emisión de bonos según los casos.

Si bien a nivel regional el total experimentó una clara reducción, no todos los países han contraído sus emisiones, como es el caso de Perú, Uruguay y Venezuela entre otros. Venezuela ha sido el que más aumentó la emisión de bonos ($ 2.490 millones de dólares), esto representa casi un 400% más que en el punto de partida. Entretanto Perú, con un monto mucho menor, ha llegado a 2005 con un desorbitado aumento de 7.400% respecto a 1996. Esto hace parecer pequeño al casi 800 % en que Uruguay ha engrosado sus emisiones de bonos respecto al año de partida. En menor grado, países caribeños y centro americanos han aumentado sus emisiones, es el caso de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Jamaica y Panamá.

En el caso de Perú es importante tomar en cuenta que, si bien muestra un incremento importante en la emisión de bonos, su deuda externa bruta total se reduce en 3.000 millones de dólares entre 1996-2005. Esto está reflejando que el crecimiento de la emisión de bonos es más que compensado por una caída en los otros tipos de endeudamiento del país.

Respecto a los que han contribuido a que disminuyera el promedio regional, el caso más impactante es el de Argentina, que pasó de una emisión de más de 14.000 millones de dólares en 1996, a 2.700 millones en 2001, para alcanzar el bajo nivel de 150 millones en 2005. La caída de sus emisiones es realmente importante; sin embargo, la deuda externa total del país se ha incrementado en algunos miles de millones en el período.

Otros también han reducido su endeudamiento en bonos, aunque en menor medida. Entre ellos Brasil, que ha disminuido la emisión en casi un 10%, Chile, que lo ha hecho en más de la mitad (57%), y Colombia, que a lo largo del período presenta una reducción de más de un 30%. Los tres países muestran, al mismo tiempo, aumento en el monto de su deuda externa en la última década. En especial Chile, que es el que presenta la mayor reducción relativa en la emisión de bonos y a la vez, el mayor incremento de la deuda externa bruta: de poco más de 26 mil millones de dólares a más de 44 mil millones. Esto estaría reflejando que el país ha optado por formas de endeudamiento distintas a la emisión de bonos en moneda extranjera.

México, por su parte, ha reducido su volumen de bonos desde más de 20 mil millones a poco más de 10.000 millones, mostrando al mismo tiempo una reducción importante de la deuda externa bruta total. El caso de México es notorio pues no ha hecho, como es el caso de otros países, una sustitución de deuda en bonos por deuda de organismos multilaterales o de otro tipo, sino que ha reducido su deuda externa global.

La mayoría de los países, sin embargo, no tienen la capacidad de cancelar montos importantes de su deuda, razón por la cual muchas veces deben renegociar determinados montos de deuda o incluso cambiar de composición una parte de la misma. En este sentido, la tendencia en la región ha sido últimamente, la emisión de bonos en moneda nacional para los mercados internacionales, lo que da muestras de un fortalecimiento en las finanzas latinoamericanas. El hecho de que estos papeles se coloquen relativamente fácil, da cuentas de la recuperación de la confianza internacional en los países de la región.

A la vez que mejoran los sistemas financieros, el hecho de utilizar la propia moneda da una seguridad adicional a los países emisores, que al menos no corren el riesgo de insolvencia derivado de las variaciones en el tipo de cambio. La experiencia latinoamericana muestra cómo los países se han visto severamente afectados ante bruscas devaluaciones, que han provocado aumentos vertiginosos en los valores de la deuda en la moneda local, al tiempo que se reducía relativamente el valor generado en la economía. Ese doble efecto ha llevado a cifras casi insostenibles de deuda externa, que muchas veces alcanzaron al 100% del PBI o incluso más. La región comenzó entonces con severos ajustes fiscales y de balanza de pagos para lograr balances comerciales positivos que le permitieran hacer frente a los abultados intereses de deuda, lo que a su vez produjo severos recortes de las políticas sociales y el gasto público en general.

El endeudamiento en moneda nacional ayuda a prevenir los desequilibrios provocados por los movimientos cambiarios. Seguramente esto está influyendo en la caída en el monto de bonos en moneda extranjera registrada por los datos de la tabla. Ha habido cierto cambio de composición del endeudamiento y se espera que esto ayude a los países a aumentar su autonomía.

Algunas de las naciones que han incursionado en estas operaciones son Brasil, Chile, Colombia, México y Uruguay, que han hecho emisiones de deuda denominada en moneda local en los mercados externos.

Según CEPAL, Brasil y México han facilitado el acceso de los inversionistas extranjeros mediante el desarrollo y la profundización de los mercados locales de deuda. En Brasil, el 4% de los bonos gubernamentales emitidos localmente pertenecen a extranjeros, mientras que en México poseen el 70% de la emisión de bonos a 20 años.

Recientemente se creó el Índice de Bonos de Gobierno para mercados emergentes locales, compuesto por instrumentos de 16 países, 4 de los cuales son latinoamericanos: Brasil, Chile, Colombia y México.

América Latina y el Caribe: Deuda externa bruta total (en millones de USD)

1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005

América
Latina y Caribe


653 665


687 096


751 080


762 744


738 382


744 082


733 112


758 126


760 376


679 183


América
Latina


647 390


679 913


742 710


754 647


729 465


734 285


722 201


747 022


748 022


671 755

Argentina

114 423

129 964

147 634

152 563

155 015

166 272

156 748

164 918

171 115

118 663

Bolivia

c

4 643

4 532

4 659

4 574

4 460

4 412

4 300

5 042

4 951

4 802

Brasil

179 935

199 998

223 792

225 610

216 921

209 934

210 711

214 930

201 373

191 309

Chile

26 272

29 034

32 591

34 758

37 177

38 538

40 675

43 359

43 283

44 333

Colombia

31 114

34 409

36 681

36 733

36 130

39 109

37 336

38 065

39 460

37 045

Costa
Rica
c

2 859

2 640

2 872

3 057

3  151

3 175

3 281

3 733

3 884

3 633

Cuba
c

10 465

10 146

11 209

11 078

10 961

10 893

10 900

11 300

12 000

Ecuador

14 586

15 099

16 401

16 282

13 564

14 411

16 288

16 595

17 010

17 603

El
Salvador
c

2 517

2 689

2 646

2 789

2 831

3 148

3 987

4 717

4 778

4 992

Guatemala

c

2 075

2 135

2 368

2 631

2 644

2 925

3 119

3 467

3 844

3 766

Haití
c

914

1 025

1 104

1 162

1 170

1 189

1 212

1 287

1 316

Honduras

4 121

4 073

4 369

4 691

4 711

4 757

4 922

5 143

5 792

5 608

México

157 200

149 028

160 258

166 381

148 652

144 526

134 728

132 021

130 531

131 737

Nicaragua

c

6 094

6 001

6 287

6 549

6 660

6 374

6 363

6 596

5 391

5 280

Panamá

c

5 070

5 051

5 349

5 568

5 604

6 263

6 349

6 504

7 219

7 200

Paraguay

1 801

1 926

2 133

2 697

2 819

2 652

2 866

3 086

2 944

2 944

Perú

33 782

28 864

30 142

28 586

27 981

27 196

27 873

29 587

31 117

30 141

República
Dominicana
c

3 807

3 572

3 546

3 661

3 682

4 177

4 536

5 987

6 380

6 448

Uruguay

d

11 595

12 485

13 582

8 261

8 895

8 937

10 548

11 013

11 593

11 217

Venezuela

34 117

37 242

35 087

37 016

36 437

35 398

35 460

39 672

44 546

45 104

El Caribe


6 275


7 984


8 369


8 096


8 917


9 797


10 911


11 104


11 801


7 428

Antigua y
Barbuda
c

276


348


459


462


472


496


541


576


335

Bahamas

c

286


335


323


338


349


328


309


362


343


289

Barbados

c

481


428


453


492


605


539


755


737


792


747

Belice

c

0

0


260


252


434


487


575


750


841

Dominica

c

102

89

94


133


154


181


209


230


245

Granada

c

86

93


107


116


135


183


321


343


410

Guyana

c


1 537

1
513

1
516

1
210

1
195

1
193

1
246

1
092

1
078

1
065


Jamaica c


3 232

3
278

3
306

3
024

3
375

4
146

4
348

4
192

5
120

4
952


Saint Kitts y Nevis c

59


108


124


153


162


206


261


367


322

San
Vicente y Granadinas
c

86

89


101


160


160


170


170


192


221

Santa
Lucía
c

128


139


155


170


197


203


259


330


362

Suriname

c

0

0

0

0

0

0


369


381


381


375

Trinidad
y Tabago
c

0

1
565

1
471

1
585

1
680

1
666

1
549

1
553

1
351

 

Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de cifras proporcionadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) e instituciones nacionales.
(a) Incluye la deuda con el Fondo Monetario Internacional. (b) Datos al primer semestre. (c) Se refiere a la deuda externa pública. (d) Desde 1999, las cifras corresponden a la nueva serie oficial de la deuda total, no comparable con la anterior.
Incluye sector privado y excluye las partidas de memorando: pasivos y activos externos.

P. Visca es analista de información en D3E (Desarrollo, Economía, Ecología, Equidad – América Latina).