Colombia: tercera economía latinoamericana

Colombia anunció un crecimiento de 4,3% en 2013 frente al 4% de 2012, una expansión que según autoridades y analistas la perfilan como la tercera economía de la región por delante de Argentina.

“Tras la devaluación de Argentina en enero, la economía colombiana ha superado a la Argentina, a precios de mercado. Eso la convierte en la tercera mayor economía de la región, por detrás de Brasil y México”, dijo a la AFP el analista de la firma Capital Economics David Rees.

La economía colombiana registró una aceleración del crecimiento en 2013, según el órgano estatal de estadística, con una expansión del 4,3%, frente a un crecimiento de 4% en 2012, superando expectativas iniciales que a principio de año proyectaban un contracción.

“Muy positivos los resultados del PIB 2013”, dijo en su cuenta de Twitter el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

Para el analista de la firma Corficolombiana, Julio Romero, estos datos están en sintonía con las últimas previsiones del mercado, pero representan una mejora con relación al panorama que se observó a principios de 2013, con un magro crecimiento de 0,3% en el primer trimestre.

“Hace un año la tendencia era más pesimista. La cifra final de 2013 está muy relacionada con una medida muy astuta del gobierno de impulsar el sector de la construcción, que tiene un costo fiscal diferido”, dijo Romero, en relación al tiempo que toma terminar una casa o una obra de infraestructura.

Tras el anuncio, Mauricio Perfetti, director del Departamento Nacional de Estadísticas de Colombia, organismo encargado de recopilar los datos, destacó que con esta cifra, Colombia se sitúa como uno de los países de la región con mayor crecimiento.

“Con este 4,3% estamos creciendo por encima de economías como la brasileña, la mexicana y la chilena”, dijo Perfetti.

Gonzaló Palau, profesor de economía de la Universidad del Rosario, dijo a la AFP que tras haber frenado la inflación, que en 2014 fue de 1,94% y haber controlado relativamente el desempleo, Colombia se sitúa por detrás de dos gigantes, como Brasil y México.

Lastrada por una alta desigualdad y un desempleo del 9,6%, la economía colombiana completó en 2013 tres años seguidos de crecimiento a tasas superiores al 4%, jalonado, entre otros, por la inversión extranjera en minería y el repunte de la construcción.

En enero, el titular de economía dijo que el país ya se sitúa como tercera economía de América Latina, mientras el presidente Juan Manuel Santos se refirió al país como el tercer mercado de la región.

Santos ha profundizado el modelo de economía abierta que comenzó a implementarse a comienzos de la década de los noventa, y que en los últimos años se ha afianzado con la firma de tratados de libre comercio con Estados Unidos y la Unión Europea.

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, ya había proyectado en diciembre durante una visita a Colombia, en el marco del proceso para el ingreso del país al grupo, que ya es la tercera economía de América Latina.

El PIB de Argentina, que durante años se ha situado como tercera economía de la región, se ha visto fuertemente compactado, si se mide en dólares y a precios de mercado, por la fuerte devaluación del peso oficial, de 24,23% en 2013 .

El PIB de Argentina de 2012 fue de 474.900 millones dólares, según cifras del Banco Mundial, y aunque según datos oficiales en 2013 registró un alza de 4,9%, para Capital Economics los efectos de la fuerte devaluación lo situarían en 343.000 millones de dólares.

En este sentido, según estimaciones publicadas por The Wall Street Journal basadas en un estudio del economista Dale Jorgenson, de la Universidad de Harvard, el volumen del PIB de Argentina sería al menos 12% más bajo que los datos oficiales.

Según Capital Economics, a falta de publicación definitiva del PIB colombiano en dólares, la cifra alcanzaría los 350.000 millones de dólares.

Sin embargo, la estabilidad macroeconómica de Colombia convive con altos índices de pobres y de desigualdad social. Según los datos oficiales un 32,2% de los colombianos son pobres y un 10,1% de los habitantes están en la pobreza extrema.

En un país con un PIB per cápita de 7.748 dólares anuales, en cifras del Banco Mundial, el salario mínimo son 321 dólares mensuales, un 11,5% de la población de 47 millones vive sin alcantarillado y el promedio de años de educación es de 7,4 años.

 

Basado en un reporte de AFP, publicado por El Universo (Quito), marzo 2014.